Biodiesel: preocupación de la cadena agroindustrial y más reuniones

CAPITAL FEDERAL – La Cámara de la Industria Aceitera (Ciara) y las bolsas de cereales del país salieron ayer a respaldar las acciones que lleva adelante el Gobierno, en el marco del conflicto desatado tras el bloqueo de Estados Unidos a las importaciones de biodiesel. La entidad que nuclea a las principales aceiteras alertó además por “la drástica e inesperada caída de la demanda de aceite de soja” como consecuencia de los aranceles de hasta 64% impuestos por EE.UU.

A esa baja demanda y de la producción, se suma “el efecto más pernicioso: una baja del precio del poroto de soja”, comentó la cámara que preside Alberto Rodríguez, al reseñar que la producción de 1,5 millón de toneladas de biodiesel implicó el año pasado la compra de 7,5 millones de toneladas de poroto sin procesar.

Por su parte, en un comunicado conjunto, las Bolsas de Cereales de Bahía Blanca; Buenos Aires; Córdoba y Entre Ríos y las Bolsas de Comercio de Chaco; Rosario y Santa Fe cuestionaron la decisión de EE.UU. por entender que “atenta contra las condiciones de acceso de productos altamente competitivos, en una práctica que es lamentable”.

Desde Ciara y las bolsas reforzaron su apoyo a las gestiones del Gobierno para revertir el bloqueo norteamericano y a la vez para reabrir cuanto antes el mercado europeo.

Esas dos opciones fueron repasadas además ayer por el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, y el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Horacio Reyser, en una reunión con el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, y referentes de las cámara de biodiesel para analizar alternativas de trabajo conjunto frente al escenario actual.

Del encuentro también participó el jefe de Gabinete de Agroindustria, Daniel Asseff y el secretario de Agregado de Valor, Nestor Roulet.

Según explicó el mandatario santafesino al término de la reunión, se pidió avanzar en el sentido de elevar el corte internio de los combustibles, hoy en 10%, a fin de tener alternativa para volcar el excedente de biodiesel que hoy no se puede exportar, mientras se aguarda la definición de EE.UU. y que la Unión Europea reabra su mercado tal como se lo ordenó un fallo de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

“Fue una reunión positiva en la cual el Estado se pone a disposición para encontrar flujos y alternativas de comercialización”, señaló Buryaile, quien agregó que es “un tema que el propio presidente Mauricio Macri está trabajando”.

Por su parte, Lifschitz señaló que entre los temas tratados se encuentran “la agilización de trámites para el reingreso a la UE y ver cómo aumentar el uso de biodiesel en el mercado interno”.

En ese marco, el gobernador indicó que se reunirá una mesa de biodiesel entre funcionarios de Agroindustria, el Ministerio de Energía y referentes del sector privado para evaluar cualquier avance en ese sentido. Fuente: CRONISTA

Podría interesarte

Facebook Comments