El Gobierno postergó la licitación del gasoducto a Vaca Muerta

Por segunda vez

Es una obra imprescindible para transportar el nuevo gas que se produce en la formación de Neuquén y que demanda una inversión de U$S 800 millones de dólares en su primer tramo.

La definición de la licitación de la obra y la licencia de Transportadora de Gas del Centro (TGC), la tercera transportista de gas del país, quedará ahora para el 31 de marzo de 2020 a las 11.30.

El presidente electo, Alberto Fernández, llevará casi cuatro meses en su cargo y buena parte de la política energética y los misterios de la desdolarización de tarifas estarán develados.

Del trato que el próximo jefe de Estado dispensará al sector dependerá la viabilidad económica de las inversiones en Vaca Muerta, la continuidad de la suba en la producción de gas y la posibilidad de exportarlo a gran escala.

Con fecha del jueves 31 de octubre, el subsecretario de Hidrocarburos y Combustibles, Carlos Casares, remitió la nota 98032316, en la que fundamentó su decisión.

“La inclusión del proyecto y construcción del gasoducto de interconexión Mercedes – Cardales con la infraestructura de transporte de gas natural existente, a efectos de facilitar la complementación de la Fase 1 del Gasoducto del Centro, formando parte de las obras a ser ejecutadas dentro de las obligaciones del adjudicatario”, dice la misiva.

Esto modifica el proyecto en sus Especificaciones Técnicas, así como en su Reglamento de Servicio, por lo que requiere adecuar el Pliego Licitatorio y a correspondiente Licencia de Transporte. Los cambios serán publicados en las próximas semanas, adelantó Casares, mano derecha del secretario de Energía, Gustavo Lopetegui.

La idea original del Gobierno era que la obra fuera adjudicada a fines de agosto, para tenerla lista en el invierno de 2021. La ampliación de la capacidad de transporte en 15 millones de metros cúbicos por día iba a permitir evacuar la mayor producción neuquina, que seguirá estancada por un tiempo.

Fuente: EL DÍA