Discutirán ley de energía para dinamizar Vaca Muerta

Nuevo gobierno

El presidente electo Alberto Fernández impulsará un proyecto de ley para promover nuevas inversiones en yacimientos de hidrocarburos convencionales y no convencionales.

BUENOS AIRES – Según confirmaron dirigentes del Frente de Todos involucrados en la política energética, el objetivo del proyecto de ley es acelerar el ingreso de inversiones por 28.000 millones de dólares en los próximos cuatro años.

El proyecto será uno de los primeros que discutirá el Congreso después del recambio legislativo del 10 de diciembre, según lo que se le informó al gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez en una reunión mantenida con el Presidente de la Nación electo.

El mandatario neuquino, cuyo nombre es uno de los que circulan como posible presidente de YPF en la futura gestión, llegó a Buenos Aires con un plan para detener la caída de inversiones que se registra desde agosto del 2018 en el yacimiento más importante del país.

“Me reuní con el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, con quien coincidimos en la importancia de potenciar el desarrollo de Vaca Muerta, prestando especial atención al impacto ambiental, que es el único camino para ser sustentables”, informó Fernández, después del encuentro, en sus oficinas de la calle México.

En un breve contacto con la prensa que tuvo a la salida de la reunión, el gobernador de Neuquén se apegó a la formalidad. “Coincidimos en trabajar en una agenda de desarrollo y productiva que sea el motor para superar la difícil situación que atraviesa el país”, dijo Gutiérrez, acerca de los temas conversados

El proyecto del Frente de Todos es parte del paquete de iniciativas que el presidente electo pretende promover en los primeros cien días de su gestión. En ese listado de iniciativas trabaja el futuro presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, quien ayer también se reunió con Gutiérrez, en sus oficinas de la Avenida del Libertador, en Retiro.

El plan elaborado por el gobierno neuquino incluye la liberación del precio del barril y la instrumentación de un mecanismo para evitar que los saltos en la cotización se trasladen directamente a precios, según informó el diario Río Negro.

De acuerdo con ese esquema, la regulación del impuesto a los combustibles líquidos (ICL) operaría como una suerte de fuelle, que permitiría evitar un traslado a precios ante un incremento del precio del crudo o una devaluación del peso. El ICL y otros impuestos representan hoy el 40% del valor de la nafta en surtidores, por lo que ese margen serviría para amortiguar el movimiento de las variables que el Estado no controla.

El congelamiento de precios hizo que la actividad en Vaca Muerta cayera más del 50 por ciento en los últimos tres meses, de acuerdo con el índice que contabiliza “las etapas de fractura” en el yacimiento no convencional.

El desarrollo de Vaca Muerta está en el centro de los planes de Fernández. Consciente de que la Argentina necesita producir dólares, apostará a la puesta en marcha de un plan de desarrollo productivo con eje en el yacimiento de Vaca Muerta. Consideran que es un sector que en unos años puede llegar a dar hasta 40.000 millones de dólares de exportaciones adicionales al año, lo que modificaría sustancialmente la ecuación externa.

Destacan, además, que es una actividad que demanda una gran cantidad de proveedores, por lo que, según calculan, puede generar unos 500.000 nuevos puestos de trabajo. Para todos esos planes la designación del presidente de YPF, hoy a cargo de Miguel Ángel Gutiérrez, puede resultar clave.

Fuente: DIARIO LA NACIÓN