Tecpetrol apuesta a expandirse apuntando al petróleo

Explorará un área marginal

La empresa está haciendo punta con el desarrollo del shale gas en la cuenca neuquina con el yacimiento Fortín de Piedra. Comenzará a buscar petróleo no convencional en estos meses en un proyecto de exploración en una zona que se encuentra bajo evaluación.

NEUQUÉN – La compañÍa pidió licencia ambiental para explorar ocho pozos en el área Los Toldos II, que está bajo evaluación.

Es así como desde el gobierno neuquino analizan otorgarle la licencia ambiental para perforar ocho pozos no convencionales en dos locaciones, en el yacimiento Los Toldos II Este, con una extensión de 77,7 kilómetros cuadrados. El área la tenía en su momento Hidenesa y formaba parte de un bloque más grande que se dividió entre Exxon Mobil (Los Toldos I Sur -donde hay principalmente gas) y la parte que se quedó Tecpetrol a partir de 2015, junto con la canadiense Americas Petrogas.

Si bien oficialmente desde la compañía del Grupo Techint,aún no han informado sobre el detalle del plan de exploración petrolera, lo cierto es que Tecpetrol ya hizo el pedido de licencia ambiental a la Subsecretaría de Ambiente de la provincia. Se trata en principio de dos locaciones (una con tres pozos y la otra de cinco) de ramas horizontales. La actividad comenzaría durante este año.

Más allá del inicio de las operaciones, la empresa ya empezó con la tramitación de los permisos correspondientes de cara a la presentación del plan de trabajo en ese yacimiento prevista para dentro de algunas semanas con autoridades de la compañía hidrocarburífera. Se trata de un bloque que promete un potencial de shale oil, como una alternativa a la ventana del gas no convencional.

Tecpetrol viene de un año que más allá de la discusión por el recorte de los subsidios a la producción de gas no convencional, le aportó una producción de 14 millones de metros cúbicos de gas a las estadísticas nacionales, que revirtió la caída en el país. En 2019 planea llegar a más de 17,5 millones de metros cúbicos diarios. Es, por lejos, el yacimiento que movió la aguja en Vaca Muerta a pesar de que a finales del año pasado tuvo que bajar dos equipos de los tres que tenía en operaciones en el piloto.
Fuente: IMNEUQUEN / ADRIANO CALALESINA