Proveedores mineros solicitaron al gobierno mejorar la competitividad del sector

A través de una nota

La Federación Argentina de proveedores Mineros, presentó una nota con firma de sus representantes al Gobierno con el fin de modificar la RG 3692 de AFIP que rige para el sector Minero Nacional desde su publicación el 23 de octubre de 2014.

JUJUY – La Federación Argentina de proveedores Mineros (FAPMIN) está conformada por más de 10 cámaras sectoriales y con representación en los diferentes puntos cardinales de Argentina. Luego de ser tratada y consensuada en varias reuniones desde su conformación en diciembre de 2017, se presentó una nota al Gobierno Nacional.

La resolución de AFIP, que además establece un registro de proveedores Nacionales que hoy está tiene inscriptas más de 20.000 empresas, tiene dos artículos que dificultan la competitividad y el desarrollo de proveedores.

El Artículo 30, establece la Imposibilidad de oponer a las empresas Mineras los certificados de exclusión de IVA librados por la misma AFIP en base a RG 2226. Dado que los comitentes son agentes de retención de IVA, los proveedores que trabajan un 70 u 80% para los Yacimientos ven crecer su saldo a favor de IVA en AFIP y cuando presentan el certificado de no retención no se los excluye por este artículo.

Por otra parte, el Articulo 21 establece requerimientos tecnológicos a empresas o particulares, no considera a los proveedores mineros zonales como por ejemplo una despensa o un quiosco cercano a un proyecto minero, que seguramente no poseen la infraestructura para cumplimentar esta solicitud. En ese caso FAPMIN propone un umbral mínimo de niveles de facturación para que sean valederos estos requerimientos del registro.

Luego de hacer la presentación oportunamente y tratado este tema en la Mesa de Competitividad del Litio que presidió el Presidente Mauricio Macri en Jujuy, la Federación escucho de parte del representante de AFIP Guillermo Oro, que esta norma se iba a modificar en breve tiempo. Con esto, se espera una pronta solución al reclamo que lleva cinco años de espera.