Chubut es una de las provincias de mayor desarrollo energético renovable

Junto a cinco provincias del Norte

Chubut es una de las mejor ponderadas por un innovador indicador (IPAR) que analiza el grado de desarrollo de las energías renovables en las 24 jurisdicciones del país y su atractivo para la inversión.

CAPITAL FEDERAL – El novedoso indicador surge de la primera edición del Índice Provincial de Atractivo Renovable (IPAR), un indicador realizado por la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA en colaboración con Subsecretaría de Energías Renovables y Eficiencia Energética del Ministerio de Hacienda.

El IPAR, que utiliza 27 variables regulatorias, fiscales e institucionales, fue publicado a través de la web de la subsecretaría. Esta herramienta que combina el grado de desarrollo de las energías renovables en cada jurisdicción junto al potencial inversor, reveló que las provincias de Chubut, Buenos Aires, San Juan, Córdoba, Catamarca y Mendoza figuran al tope del atractivo para el desarrollo de las energías renovables.

El subsecretario de Energías Renovables y Eficiencia Energética, Sebastián Kind, explicó que el IPAR es “una herramienta para la toma de decisiones tanto del sector público como empresarial que señala las principales oportunidades y las barreras para invertir en proyectos de energías renovables en las distintas provincias de Argentina”.

El trabajo, según destacó el funcionario de la Secretaría de Energía, “pretende servir para evidenciar, perfeccionar y promover la gestión nacional y provincial en la materia”, por lo que aspira a ser un instrumento de referencia para los actores del sector.

La periodicidad de la publicación será semestral y en las futuras ediciones se podrán incorporar nuevos parámetros de evaluación que reflejen progresivamente el impacto de las acciones implementadas a nivel subnacional para hacer más atractivas a las jurisdicciones en el desarrollo de las energías renovables.

Asimismo, el índice abarca el análisis de aspectos regulatorios, fiscales e institucionales de cada jurisdicción pero también analiza la evaluación de la implementación de las tecnologías, el aprovechamiento de los recursos y el desarrollo de infraestructura.

Fuente: ÁMBITO