Luego del derrame de petróleo en Bandurria Sur, YPF comenzó un plan de remediación

A 10 días del accidente

Estiman que tardará ocho meses.El área está cercada para evitar que animales se empetrolen. El alerta medioambiental continúa, ya que se podría agravar la situación si llueve.

EL AÑELO – Fuentes de la empresa estatal confirmaron que se estiman ocho meses para la remediación, aunque no se podrá confirmar su duración total, ya que muchos factores pueden influir. Uno de ellos es el clima y será importante que acompañe los trabajos de YPF, responsable del área, ya que una lluvia podría expandir la contaminación.

El plan propuesto por la petrolera se divide en dos sectores. La primera en torno a la ubicación del equipo de perforación. Indicaron que es la “menor” de ambas y que “se puede observar una mayor afectación”. Allí los trabajos de limpieza a desplegar serán más intensivos. En la segunda zona, “con menor grado de afectación”, demandará otro tipo de actuaciones.

El suelo y las paredes de los piletones donde se almacenó el grueso del derrame tiene una capa que debe ser removida y no puede ser remediada. Seis meses puede llevar la biorremediación del suelo, pero difícilmente vuelva a su estado natural.

“Las tareas implicarán el despliegue de más de 60 personas específicamente para los trabajos de limpieza manual, que se sumarán a las 50 ya abocadas a la zona para los trabajos de recolección de los fluidos”, aseguraron desde la compañía. También se instalaron piletas adicionales para acumular el fluido que se obtenga de las tareas de limpieza que, luego, será tratado para su disposición final.

Agregaron que inmediatamente después de producido el “blowout” se comenzaron las tareas para absorber los líquidos y evaluar los trabajos de remediación. También puntualizaron que en todo momento “se mantuvo informada a las autoridades provinciales sobre el incidente”.

Además, tras el incidente toda la zona fue cercada con seguridad perimetral y que se puso en marcha la colocación de un alambrado para evitar que animales puedan caer a las piletas con hidrocarburos.

Fuente: NEUQUÉN